Preparación

Vivimos en una zona sísmica. Consejos para preparar a su familia y amigos en caso de emergencia.

Si los recientes terremotos en California, frente a la costa de Oregón y otros lugares del mundo lo hacen pensar en lo que puede hacer para preparar a su familia en caso de emergencias, no está solo. Septiembre es el mes nacional de preparación, lo que significa que es un buen momento para prepararse usted y su familia para emergencias.

A nivel nacional, la población hispana a menudo se ve desproporcionadamente afectada por los desastres en todo el país debido a la falta de recursos. El Consorcio Regional de Proveedores de Agua es un grupo de 22 proveedores de agua que está trabajando junto con otras organizaciones gubernamentales y grupos comunitarios para ayudar a los miembros de la comunidad de habla hispana a conectarse con recursos que los capacitarán para prepararse y recuperarse de emergencias.

Aquí hay algunos recursos para comenzar:

Comience su preparación de emergencia con agua. Las personas pueden sobrevivir durante semanas sin comida, pero solo unos pocos días sin agua. Esto hace que el agua sea el ingrediente clave al prepararse para emergencias.

Necesita suficiente agua para durar 14 días. Ese es el tiempo que tardaría la ayuda en llegar al área metropolitana de Portland OR después del gran terremoto que, según los expertos, es probable que corte el agua y otros sistemas importantes durante varios meses o más.

Su objetivo es un galón de agua por persona por día. En el área metropolitana de Portland, los servicios de emergencia recomiendan que almacene 14 galones de agua de emergencia para cada miembro de su familia. Esa cantidad supone que usará aproximadamente medio galón para beber y otro medio galón para cumplir con lo sanitario y para preparación de alimentos. Debe incluir más agua en su kit si su familia tiene personas con necesidades especiales (por ejemplo, mujeres embarazadas o bebés) o si tiene mascotas.

Almacene la cantidad de agua que pueda. Puede comprar agua embotellada o usar sus propios contenedores desinfectados para almacenar su suministro de agua de emergencia. Es mejor tener algo de agua que nada, así que piense creativamente cómo puede usar mejor el espacio que tiene para almacenar agua y artículos para tratar el agua (por ejemplo, puede tener espacio debajo de una cama o en la parte posterior de un gabinete o armario).

Sepa cómo acceder al agua del calentador de agua de su hogar. En una emergencia, como una tormenta invernal severa o un terremoto, es posible que su hogar no tenga agua. Su calentador de agua podría proporcionarle 30-80 galones de agua para beber, cocinar e higiene. Vea cómo acceder a esta agua.

Tener al menos una forma de tratar más agua. Asegúrese de tener las cosas que necesitará para tratar agua adicional. 

Sepa cómo cerrar el suministro de agua de su hogar. La mayoría de las válvulas de cierre de suministro de agua de la casa se encuentran en espacios subterráneos, garajes o sótanos. Asegúrese de que usted y todos los miembros de su familia sepan dónde está la válvula de cierre de su hogar y cómo cerrar el suministro de agua. Es importante tener conocimiento de esta información, especialmente durante el invierno cuando las tuberías se rompen debido a las temperaturas de congelación. Obtenga más información.

Dé el siguiente paso juntando el resto de su equipo de emergencia. Aquí hay algunos recursos para ayudarlo con esto: